NUBE DE MAGALLANES ACOMPAÑA A UNA DE LAS 66 ANTENAS DE ALMA EN EL DESIERTO DE ATACAMA

Crédito: ESO/P. Horálek

Esta imagen parece mostrar una antena solitaria mirando al cielo, pero en realidad esta antena está lejos de estar sola. Forma parte de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), un telescopio formado por 66 antenas de alta precisión repartidas por el Llano de Chajnantor, en lo alto de los Andes chilenos.

En esta imagen nos encontramos con una espectacular vista multicolor del cielo sobre ALMA: una verde luminiscencia nocturna (airglow en inglés) flota sobre el horizonte, la Gran Nube de Magallanes se asoma desde detrás de la antena, y por encima se extiende, magnífica, la Vía Láctea.

Estas antenas están optimizadas para recoger la luz a longitudes de onda milimétricas, entre las ondas infrarrojas y las ondas de radio, proporcionando a ALMA una visión del Universo muy diferente a la nuestra. Los ojos humanos han evolucionado para ver la luz visible, mientras que ALMA ve el cosmos en longitudes de onda más largas, captando luz de algunos de los objetos más fríos del Universo: densas nubes formadoras de estrellas, discos de escombros alrededor de estrellas recién nacidas y galaxias distantes, entre otros.

ALMA puede sondear estos objetos con una sensibilidad y resolución sin precedentes. Este conjunto de antenas ha observado anillos de Einstein, ha captado imágenes de discos protoplanetarios y ha detectado moléculas orgánicas complejas dentro de estos discos, lo que sugiere que el Sistema Solar puede no ser único en su capacidad para desencadenar la vida.

Fuente: ESO

PODEROSO BINOCULAR

PODEROSO MONOCULAR DE BOLSILLO

FABULOSO BINOCULAR COMPACTO

Astronomy Adventures  2021

Dirección: Manuel Rodriguez 589, La Serena | E-mail: contacto@astronomyadventures.cl

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?