LANZANDO LÁSERES, GUIANDO EL OJO

A pesar de su nombre, el Very Large Telescope (VLT) de ESO no es un solo telescopio. En realidad, se compone de cuatro Unidades de Telescopio independientes de 8,2 metros —las estructuras más grandes que vemos en la imagen— y cuatro Telescopios Auxiliares móviles de 1,8 metros, dos de los cuales se pueden ver al fondo a la izquierda.

La Unidad de Telescopio 4 está equipada con estrellas de guiado láser, que se proyectan hacia arriba e iluminan la atmósfera, a unos 90 kilómetros sobre el nivel del suelo. Estos brillantes rayos láser alcanzan la mesosfera, excitan los átomos de sodio y hacen que estos emitan fotones, creando así una resplandeciente estrella artificial que se puede utilizar para la corrección con óptica adaptativa.

Asentado en el pico de una montaña, en el remoto desierto de Atacama, la contaminación lumínica afecta poco o nada al VLT en sus observaciones. Sin embargo, el excelente cielo no está completamente a oscuras. Esta imagen muestra el hermoso resplandor difuso de la luz solar dispersada por el polvo interplanetario — luz zodiacal— mientras que la atmósfera emana un brillo débil y constante — luminiscencia nocturna— que sólo se puede ver en las noches más oscuras.

Lanzando láseres, guiando el ojo

A pesar de su nombre, el Very Large Telescope (VLT) de ESO no es un solo telescopio. En realidad, se compone de cuatro Unidades de Telescopio independientes de 8,2 metros —las estructuras más grandes que vemos en la imagen— y cuatro Telescopios Auxiliares móviles de 1,8 metros, dos de los cuales se pueden ver al fondo a la izquierda.

La Unidad de Telescopio 4 está equipada con estrellas de guiado láser, que se proyectan hacia arriba e iluminan la atmósfera, a unos 90 kilómetros sobre el nivel del suelo. Estos brillantes rayos láser alcanzan la mesosfera, excitan los átomos de sodio y hacen que estos emitan fotones, creando así una resplandeciente estrella artificial que se puede utilizar para la corrección con óptica adaptativa.

Asentado en el pico de una montaña, en el remoto desierto de Atacama, la contaminación lumínica afecta poco o nada al VLT en sus observaciones. Sin embargo, el excelente cielo no está completamente a oscuras. Esta imagen muestra el hermoso resplandor difuso de la luz solar dispersada por el polvo interplanetario — luz zodiacal— mientras que la atmósfera emana un brillo débil y constante — luminiscencia nocturna— que sólo se puede ver en las noches más oscuras.

Crédito: ESO/P.Horálek

PODEROSO BINOCULAR

PODEROSO MONOCULAR DE BOLSILLO

FABULOSO BINOCULAR COMPACTO

Astronomy Adventures  2021

Dirección: Manuel Rodriguez 589, La Serena | E-mail: contacto@astronomyadventures.cl

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?