Image
EL DÍA SE TRANSFORMARÁ EN NOCHE: EL ECLIPSE DEL MILENIO EN LA ARAUCANÍA


Por Iván Fredes Guerrero
Periodista Editor
www.astronomyvalley.cl
www.astrovida.cl

Hace 883 años, cuando en esta zona sólo vivían mapuche, un apagón cósmico dejó el territorio en tinieblas. Después de nueve siglos, ese espectacular suceso astronómico volverá a oscurecer a la región. La Luna ocultará completamente el Sol y proyectará su negra sombra sobre milenarias araucarias, volcanes, lagos y ríos. Será la gran oportunidad para proyectar el turismo a nivel mundial. Miles de cazadores de eclipses de todo el planeta ya reservan hoteles para presenciar la “muerte del Sol” (“Lai Antü”, en mapudungún
).

Mientras en las regiones de Coquimbo y Atacama recibieron medio millón de visitantes para el espectacular eclipse total de sol del 2 de julio del 2019 -generaron ingresos por $ 56 mil millones, -unos US$ 83 millones al cambio de esa fecha sólo en la región de Coquimbo-, las principales agencias de turismo del mundo ya están reservando hoteles en Villarrica, Pucón, Temuco y alrededores, para el próximo eclipse del 14 de diciembre del 2020 en La Araucanía y Los Ríos (incluída la Isla Mocha del Bíobio).

Y no es para menos. El eclipse es el suceso astronómico más espectacular, masivo y mediático que ofrece la naturaleza cada uno o dos años en algún rincón del planeta. Y ahora la región sureña recibirá este verdadero regalo caído del cielo para catapultar el turismo a escala mundial. También será la oportunidad para instalar el astroturismo como un nuevo nicho del turismo de intereses especiales bajo los cielos del sur.

La cobertura de la prensa nacional e internacional, además de las redes sociales, tiene dimensiones globales tanto o mayor a la alcanzada por la cobertura de la operación de rescate de los 33 mineros de la mina San José, en el Desierto de Atacama, como ocurrió en el norte del país con la presencia masiva de periodistas estadounidenses, alemanes, franceses, japoneses, chinos, brasileños, entre otros.

En el caso del eclipse nortino, sólo en el Observatorio La Silla se acreditaron más de cien periodistas de medios de comunicación internacionales. National Geographic transmitió en directo desde una avión, lo mismo hizo la NASA y el evento fue noticia en toda la prensa mundial y prácticamente hubo cadena nacional con la televisión chilena por el acontecimiento.

 

  • Luz y sombra

El asombroso evento cósmico que tendrá su epicentro en este territorio, ocurrirá cuando al mediodía del 14 de diciembre del próximo año, la Tierra, la Luna y el Sol, queden perfectamente alineados.  Entonces, la Luna, al tapar el Sol, proyectará dos sombras hacia la Tierra: Umbra (más oscura) y Penumbra (más clara). La primera, producirá un eclipse total en la mayor parte de la región y la segunda, un eclipse parcial en el resto del país, incluida la Antártica.

Ese día, durante 2 horas y 50 minutos -entre las 11:41:05 y las 14:31:02 horas-, justo cuando el Sol esté sobre nuestras cabezas en el cenit (a 73 grados sobre el horizonte), el día se convertirá progresivamente en noche y un negro telón celestial dejará a ciegas a 15 de las 32 comunas de la región, como no ha ocurrido desde hace nueve siglos.

Entonces, cuando el satélite natural tape el disco solar, aparecerá resplandeciente la Corona y la Cromósfera, las dos capas más externas del Sol. También con el primero o último destello de la luz solar antes o después de la totalidad del eclipse, podrán observarse resplandores brillantes conocidos como “anillo de diamante” y “perlas de Baily”. Y en medio de esa oscuridad, aparecerán, a simple viste planetas, estrellas brillantes y, eventualmente, algún cometa orbitando nuestra estrella más cercana.

En ese momento la progresiva y fugaz noche disminuirá la temperatura ambiental, los animales dormitarán, las flores cerrarán sus pétalos, las aves trinarán o emprenderán vuelo desorientadas y las personas reaccionarán emocionados con gritos eufóricos, llantos, alabanzas, aplausos o temores ancestrales, tal como ha sido la tónica en estos acontecimientos. 

“La fase de totalidad es la cosa más exquisita, fantástica y espectacular. Es difícil de explicar. ¡Es cómo ver la cara a Dios!”, comentó el astrofísico de la NASA, Fred Espenak, conocido en todo el mundo como “Mr. Eclipse”, quien ostenta el record de haber presenciado 28 eclipses totales desde 1970 y que eligió el valle de Elqui para observar el último eclipse y que ya tiene reservado su hotel en Villarrica.

  • Franja nocturna

En el eclipse del próximo año, la umbra, sombra o camino de totalidad, convertirá el día en noche una franja territorial de 90 kilómetros de ancho. En esa franja de oscuridad total quedarán las comunas de Temuco, Padre Las Casas, Carahue, Cunco, Vilcún, Curarrehue, Freire, Gorbea, Loncoche, Nueva Imperial, Pitrufquén, Pucón, Puerto Saavedra, Teodoro Schmidt, Toltén y Villarrica.

El máximo de la totalidad u oscuridad ocurrirá a las 13:03:54 horas y durará dos minutos y ocho segundos en las ciudades más cercanas a la línea central del eclipse (Teodoro Schmidt, Pitrufquén, Gorbea, Villarrica, Pucón y Curarrehue). En las ciudades y localidades rurales situadas en los extremos de esa franja la misma oscuridad promediará apenas 30 segundos (Temuco, Padre Las Casas, Queule).

Fuera de ese franja -en la región y el resto del país-, entre Arica y la Antártica, el eclipse será observado como parcial: Arica (25.84%), Antofagasta (42.58%), La Serena (66.07%), Santiago (78,62%), Concepción (94.16%), Puerto Montt (93.40%), Coyhaique (79,27%), Punta Arenas (54,05%), Antártica chilena-Base Bernardo O`Higgins (28,25%).

  • Amenaza en el cielo

El cielo cubierto de nubes es la mayor amenaza que enfrenta el eclipse. Para despejar la incertidumbre, el meteorólogo canadiense Jay Anderson, analizó las imágenes climatológicas de los último 17 años, captadas por el satélite MODIS de la NASA sobre la región. Concluyó que existe 60 por ciento de probabilidad que el cielo esté despejado ese día en la zona de Villarrica. “En general, las perspectivas climáticas son prometedoras en Chile y alentadoras en Argentina, pronóstica preliminarmente Anderson.

  • Después de 884 años

El último eclipse total de Sol registrado en el actual territorio de La Araucanía ocurrió el 25 de noviembre del año 1136 -hace 883 años-, según el catálogo de eclipses solares de los últimos cinco mil años (-1999 A.C. al 3000 D.C.), publicado por el astrofísico Fred Espenak en el sitio que la Nasa dedica a los eclipses.

En rigor, el último eclipse total de sol en el actual territorio de La Araucanía ocurrió el 25 de abril de 1865 -hace 154 años-, pero sólo fue observado como total desde Renaico, Angol, Purén y Los Sauces.

Como si fuera poco, Espenak anticipa que un eclipse total de Sol similar al del próximo año, volverá a ocurrir en esta misma zona recién el 30 de abril del año 2413, es decir, en 394 años más: (Puerto Saavedra, Carahue, Nueva Imperial, Temuco, Lautaro, Victoria, Curacautín, Lonquimay, Angol, Collipulli, Gorbea, Toltén).

  • Impacto turístico

Un eclipse total de Sol es una gran oportunidad para promover el destino turístico a nivel regional, nacional e internacional. El fenómeno astronómico atrae el masivo interés de turistas que viajan desde todo el mundo a la zona o región del acontecimiento. Las reservas de alojamiento son formalizadas hasta con años de anticipación por los principales operadores turísticos de los cinco continentes. Independiente de esa demanda global anticipada, las informaciones relacionadas con un eclipse total de Sol alcanzan una extraordinaria cobertura mediática de la prensa mundial.

En el caso del eclipse de Sol en las regiones de Coquimbo y Atacama, un valor agregado de la zona del eclipse es la ubicación de los observatorios astronómicos más avanzados del planeta (Las Campanas, La Silla, Magallanes, Tololo, Geminis, Soar y de los próximos megatelescopios GMT y LSST, el Desierto de Atacama por ser el más árido del mundo y el famoso valle de Elqui por su turismo astronómico, sus viñedos y su pisco.

En la región de la Araucanía ese valor agregado lo constituyen principalmente la cultura y cosmovisión mapuche y su gran diversidad de atractivos naturales, como los volcanes más activos de Chile (Villarrica y Llaima), sus parques nacionales, sus ríos, lagos, además de su diversidad cultural.

Especial mención adquiere la cosmovisión mapuche que denomina a un eclipse solar “Lai Antü” (muerte del Sol en su lengua mapundungún), que antiguamente daba lugar a rogativas de varios días porque ese acontecimiento presagiaba la muerte de un lonco o cacique.

Image

Figura 1: La línea rosada más intensa muestra la trayectoria de la franja de totalidad del eclipse de Sol del 14 de diciembre del 2020.

Image

Figura 2: La franja más oscura muestra la trayectoria de la sombra en su paso por la región de La Araucanía antes de cruzar hacia Argentina.



Image

Figura 3: Horarios obtenidos desde el sitio de la NASA/Eclipse

DATOS

  • Trilogía cósmica

El eclipse total de Sol de La Araucanía forma parte de una trilogía de eclipses totales solares que ocurrirán a lo largo y ancho del país durante tres años continuos: Coquimbo-Atacama (2019), La Araucanía-Los Ríos (2020), Antártica Chilena (2021).

  • Un milenio

-El eclipse del 2020 será el único en la misma zona durante 1. 277años. El anterior fue el en 25 de noviembre del 1.136 y el subsiguiente será el 30 de abril del 2413.

  • Frecuencia

En promedio, ocurren dos eclipses solares cada año (parcial, anular o total), pero la frecuencia media de un eclipse total es de 18 meses.

  • Sombra

La trayectoria de la umbra o sombra puede recorrer una distancia de hasta 16 mil kilómetros y tener un ancho máximo de 272 kilómetros.

  • “Lai Antü”

Significa “la muerte del sol” en la lengua mapuche y presagia el deceso de algún lonco o cacique, según la cosmovisión ancestral.

  • Franja oscuridad

La franja de oscuridad tendrá un ancho de 90 kilómetros, ingresará en forma oblicua por la costa, avanzará hasta la zona lacustre y cruzará la cordillera andina para seguir en la ruta argentina Aluminé-Junín de Los Andes-Piedra del Águila y terminar en Namibia y Angola.

  • Zona Cero

Las ciudades con mayor duración del eclipse total son Villarrica, Pucón, Curarrehue, Teodoro Schmidt, Pitrufquén y Gorbea.

  • Filtros solares

Para observar un eclipse solar deben usarse lentes con filtros certificados con la norma ISO 12312-12: 2015 que bloquean el 100 % de los rayos ultravioleta-infrarrojo y el 99,99 % de la luz visible.

  • Astronomy Valley

La empresa de turismo astronómico Astronomy Valley, fundada por los periodistas especializados en astronomía, Iván Fredes Guerrero y Hernán Julio Illanes, vendieron en el pasado eclipse total de Coquimbo y Atacama la cantidad 1.200.000 unidades de lentes solares certificados fabricados en Estados Unidos por la compañía American Paper Optics. Entre sus principales compradores figuraron El Museo Interactivo Mirador, el Ministerio de Salud y la Corporación Regional de Desarrollo Productivo de Coquimbo.

Manuel Rodríguez #589. La Serena
administracion@astronomyadventures.cl

Search